Acción del Aceite Esencial de Polen Crinway sobre:

El Asma

El asma es una enfermedad ALÉRGICA. Una de cada seis personas es alérgica, si esta alergia se localiza en la piel tendremos eczemas, urticaria, etc. Pero si esta alergia se localiza en los bronquios, tendremos las manifestaciones de TOS, CATARROS y SIBILANCIAS. Estas últimas son referidas por los enfermos o por las madres de chicos asmáticos como SILBIDITOS que pueden presentarse en cualquier momento, pero lo hacen con más facilidad de noche, llegando a despertar al paciente, por falta de aire e inclusive a obligarlos a dormir sentados.
Estos silbiditos son producidos por el ESPASMO BRONQUIAL o BRONCOESPASMO, es decir la CONTRACCIÓN o ESPASMODIZACIÓN del bronquio con la disminución del calibre bronquial que lógicamente origina un enlentecimiento del flujo aéreo, de ahí la FATIGA o DIFICULTAD RESPIRATORIA, y por eso las SIBILANCIAS o SILBIDITOS del pecho. Pero de noche la agresión alérgica no sólo produce esto, sino además TOS y CATARROS.
Muchos chicos son tratados inútilmente con antibióticos por sus toses y catarros, ignorándose que su causa básica es una alergia bronquial; de la misma forma, en muchas BRONQUITIS CRÓNICAS se halla presente la alergia bronquial, relativamente sobrellevada ,que no llega a constituir un asma franca, y por eso muchas veces se subestima. Si hubo alguna vez sibilancias, eso es signo de que en alguna oportunidad ese bronquio se contrajo, es decir se espasmodizó, y esa persona debe ser tratada para evitar precisamente que ese bronquio se haga cada vez más sensible y termine contrayéndose por causas mínimas y concluya en un asma franca.
Las sustancias que producen alergia se llaman ALÉRGENOS, es decir, sustancias productoras de alergia. Entre estas sustancias se halla el POLEN de diversas flores, que obligaba a realizar múltiples pruebas de alergia en los asmáticos.
Este lamentable escollo impedía a los alérgicos gozar de las numerosas y portentosas bondades del POLEN, además cortaba el camino a un tratamiento natural a base de POLEN por las mismas razones. En otros términos: un asmático no podía usar un producto que quizás por sus virtudes lo mejoraría, porque era alérgico o potencialmente alérgico al mismo.
EL ACEITE ESENCIAL DE POLEN salva totalmente este inconveniente, logrando el milagro de que un asmático no sólo no desarrolle alergia al producto, sino que además pueda ser beneficiario de sus múltiples bondades, incluyendo la mejoría y/o coadyuvar a la curación de su asma.
EL ACEITE ESENCIAL DE POLEN es ciento de veces más potente que el Polen Natural, sencillamente porque desecha del producto bruto todo lo que realmente no tiene actividad biológica, concentrando en una unidad bebible los ACEITES ESENCIALES, TERPENOS, ALCOHOLES ELEVADOS, amén de los 21 aminoácidos, los oligoelementos, vitaminas y minerales. La estadística con con respecto a esto fue concluyente: 130 enfermos asmáticos adultos, cuyas edades estaban entre los 15 y los 60 años, se vieron libres de síntomas y fueron dejando su habitual medicación hasta suspenderla en un término de 2 a 8 meses. Se prosiguió luego a mantener un tratamiento mínimo de sostén, que en algunos casos era de una unidad bebible día por medio, y otros sólo dos unidades semanales por 10 ml. c/u.
No hubo que suspender ningún tratamiento por reacciones alérgicas, lo que prueba que el ACEITE ESENCIAL DE POLEN está libre de los escollos propios del Polen común.