Millones de años antes que el hombre habitara este planeta, las abejas descubrieron cómo frenar el reloj biológico.
Para ello utilizaron como materia prima fundamental, el néctar de la juventud, que es el POLEN DE LAS FLORES...
...La misma que utilizamos para elaborar el ACEITE ESENCIAL DE POLEN.


¿Podemos tomarlo sin saber como actúa?

Casi interminable es la lista de reacciones físicas y otros fenómenos médicos que aún permanecen en el misterio. De las reacciones biológicas que despierta en el organismo la ingestión de los Aceites Esenciales de Polen, algunas manifestaciones son muy claras y están clínicamente documentadas. En este caso ante un producto que no tiene ninguna contraindicación, que puede ser tomado con cualquier medicación y que además no posee ningún grado de toxicidad, resultando totalmente evidentes y palpables sus beneficios, que recién ahora se están estudiando seriamente, pero que se viene aplicando hace miles de años.
Lo que puede inferirse de las observaciones clínicas, es que los Aceites Esenciales de Polen producen una estimulación de los procesos constructivos y liberadores de energía. Seguramente esto se produciría por una regulación y adecuación de los mecanismos más íntimos de la llamada cadena respiratoria. Lamentablemente el curso de esta investigación es largo y su costo millonario, pero esperamos que con los años podamos desentrañar en su totalidad el lugar y forma en que actúan estos Aceites Esenciales.


El Aceite de Polen es un concentrado de Aceites Esenciales de Polen, estos son los responsables de las acciones beneficiosas del Polen. Dichas acciones beneficiosas, conocidas desde épocas tan remotas como el Egipto de los Faraones, (en la tumba de Tutankamon se halló miel) se extienden a todas las patologías colaborando en algunas y mejorando en otras y proponiendo francamente a coadyuvar en el tratamiento de muchas de ellas.
Los Aceites Esenciales del Polen parecerían concentrar en sí todas las características de los aminoácidos, minerales y oligoelementos que posee el Polen, dado que si se analizan las acciones por separados de los 21 aminoácidos y otros componentes del Polen, todas ellas son exteriorizadas en las diversas patologías en que se han suministrado estos Aceites Esenciales.
Aquello de que un producto es mucho más que la suma de sus partes es absolutamente cierto en el concentrado de Aceites Esenciales de Polen. Como se sabe, el Polen es la gameta masculina de los vegetales superiores, es decir, de aquellos cuya supervivencia depende de una reproducción sexuada. Constituye por lo tanto la cumbre de la perfección biológica en cuanto reino vegetal se refiere. No es extraño entonces que estos mágicos granos de 2 micras de diámetro produzcan al ser consumidos una estimulación de procesos constructivos y liberadores de energía aún hoy día no desentrañados pero evidenciados empírica y clínicamente en forma contundente.


El ACEITE ESENCIAL DE POLEN es un alimento súper concentrado de origen natural y multifacética acción. Se manifiesta como una vigorosa fuente de energía que supera todo lo conocido en la materia y resulta un excelente alimento de reconocidas propiedades como apoyo orgánico. En su estructura molecular A.D.N. y A.R.N. se encierra su acción energizante.
La base central del Aceite de Polen y su velocidad de estímulo sobre diversas patologías disímiles, es explicada únicamente a través de la idea de energía concentrada Bioasimilable (la clave de la vida), sin respuesta antagónica y colateral.
Al ser una biocomposición de óleo de flores, cientos de veces más activa que en su estado natural, sin conservantes químicos, no produce complicaciones. Tampoco adicción ni reacciones negativas.
No se parece a nada de lo existente: por sus características múltiples, es un inespecífico súper adaptógeno alimenticio bioenergético natural revitalizante. Dada su conformación no selectiva, actúa en patologías disímiles, incentivando la división celular en condiciones normales. Sus notables respuestas se basan en la acción a nivel celular e incentivación inmunitaria, por lo que cumple una importante función en los mecanismos de defensa.
Sus propiedades logran que las células reciban energía de vida para que estén sanas y vigorosas.


En el Polen (simiente masculina de las flores) se demuestra que desde tiempos inmemoriales la abeja ha estado siempre al servicio del hombre, ya que son reconocidísimas sus virtudes al igual que la de los distintos tiempos un común denominador: las personas consumidoras del Polen común, retardaban su envejecimiento biológico y gozaban de buena salud, pero con limitaciones para las personas alérgicas.
Esto motivó a un selecto grupo de profesionales de primer nivel, y durante años, a la investigación y desarrollo de un tipo diferente de Polen; el resultado de este trabajo fue la obtención del Extracto a lo que CRINWAY dio en llamar "Polen Reconvertido", como marca registrada: un producto cientos de veces más activo que el Polen común y sin las complicaciones que éste presenta.
El Polen es llevado por la abeja a la colmena, se extrae del panal y es convertido mediante un meticuloso proceso de elaboración, en un extracto purificado de aceites esenciales, es decir, del principio o materia activa del mismo, potenciado cientos de veces.
Recomendado a personas expuestas a gran desgaste psicofísico: jóvenes deportistas, ejecutivos, profesionales, personas de la tercera edad y todos los que quieran más y mejor calidad de vida.
Excelente en cosmetología: mejorador de la piel, senos, párpados, glúteos, flaccidez, celulitis, detiene la caída del cabello e incentiva su crecimiento.
Efectos benéficos observados en relación a: elastización del sistema arterial venoso, pérdida de memoria, desgano, fatiga, cansancio, depresión, fenómenos del climaterio, stress, impotencia, Parkinson, petit-mal, asma, reuma, próstata, riñón, problemas cardíacos, diabetes, leucemia, anemias diversas, cáncer, esterilidad, inmunodepresión, esclerosis múltiple, hígado graso, pre-cirrosis, osteoporosis.


Contiene más de 110 complementos diferentes:
21 AMINOÁCIDOS, 8 esenciales para la vida;
VITAMINAS: A, C, D, E, H, B1, B2, B3, B6, Ácido Fólico, Niacinamida, Ácido Pantoténico;
MINERALES: Potasio, Vanadio, Azufre, Calcio, Zinc, Sodio, Magnesio, Manganeso, Hierro, Cobre, como Cloruros y Fosfatos;
ENZIMAS MÚLTIPLES: Invertasa, Diastasa, Inulosa, Catalasa;
ALCOHOLES ELEVADOS: Manitol, Dulcitol;
ACEITES ESENCIALES: Terpenos, Aldehídos, Estermetilantranilato, Ácidos Volátiles, Ácido Tánico;
PROTEÍNAS Y HORMONAS complejas y variadas.


Este complejo vitamínico es de origen vegetal, por lo tanto es hidrosoluble (NO ENGORDA).
Es un producto totalmente atóxico, no tiene conservantes, carece de complicaciones y no produce adicción. No se conocen contraindicaciones, a las dosis sugeridas es bien tolerado y no presenta efectos colaterales y secundarios.
Se tolera bien con vitaminas, minerales, antibióticos, cafeína, corticoides, pero se sugiere administrarlo por separado.


Se producen pequeñas partidas, dada la complejidad de elaboración de los Aceites aromáticos de Polen. Por esta razón no se distribuye en forma masiva. Se presenta en caja de 5 unidades bebibles de 10 ml. y en cajas de 5 unidades bebibles de 5 ml., cada unidad concentrada de óleos esenciales Polen, dinamizado en unidades de vidrio esterilizadas, envasado con total asepsia, garantizando una pureza total.
Se toma diluido en agua (½ vaso), jugos o té, antes o después del desayuno.
Se sugiere una unidad de Polen de 10 ml., bebida día a día o día por medio, durante un año. Esto produce en el organismo un efecto rejuvenecedor y cronológico y elastiza las arterias en ese lapso.
En todos los casos es dable observar una mejoría desde las primeras ingestas, de acuerdo a la patología y su cuadro.

Todo esto elaborado por la propia naturaleza, reordenado en concentración y pureza por la altamente sofisticada tecnología del hombre, perfeccionado, sin aditivos ni conservadores y al alcance de todos.


EL ACEITE ESENCIAL DE POLEN CRINWAY RECONVERTIDO ®
ES UN REJUVENECEDOR BIOLÓGICO Y
ANTIOXIDANTE POR NATURALEZA

Producto autorizado por el M.S. y A.S.
R.P.P.A. Nº 02-329380


ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE A SU MÉDICO


CENTRO DE ATENCIÓN AL CLIENTE
TEL: 4911- 6738